domingo, 16 de abril de 2017

PLAZA DE SAN VICENTE FERRER, 26 de Julio de 1939




La Junta directiva de la Asociación de San Vicente Ferrer del Altar del Mercado había acordado, el 17 de junio de 1930, solicitar al ayuntamiento la rotulación de una vía al santo valenciano.
                El 24 de diciembre del mismo año se aprobó que se rotulara la antigua plaza de la CONGREGACIÓN como plaza de SAN VICENTE FERRER.
                El acto de descubrimiento de la lápida rotuladora, obsequiada por la Asociación del Altar del Mercado, que fue sufragada por suscripción popular, tuvo lugar el 13 de Abril de 1931.
                Asistió al mismo el Ayuntamiento en Corporación, presidido por el Sr. Santonja, representaciones del Cabildo, P.P. Dominicos, Ejército, Cruz Roja, etc. y las banderas de los seis altares con sus correspondientes Juntas. Instalados en la tribuna adosada a la fachada de la iglesia de Santo Tomás, fue leída el acta en la que constaba el acuerdo de rotulación por el Secretario del Ayuntamiento, tomó la palabra el concejal Sr. Cardona glosando la figura del santo valenciano.
También hablaron el canónigo Sr. Olmos y el presidente de la Asociación de San Vicente, Sr. Bosch, haciéndolo en términos entusiastas para el eximio dominico.
A continuación, el Sr. Santonja, que ostentaba la representación del alcalde, descubrió la lápida rotuladora a los acordes de la Marcha de la Ciudad entre aplausos y vivas al santo.
Finalizó el acto con una traca que recorría la plaza y parte de la calle del Mar.


                El 26 de julio de 1939 tuvo lugar un nuevo acto de descubrimiento de la lápida rotuladora de la plaza al que asistió el alcalde, Sr. Barón de Cárcer, acompañado de autoridades y de las numerosas representaciones invitadas al acto.
Precedidos por la Guardia Municipal montada en traje de gala y los maceros llegaron las autoridades a la tribuna montada al efecto bajo la lápida, situada en la fachada de la iglesia de Santo Tomas, donde esperaba una nutrida representación de la Asociación de San Vicente Ferrer, con su bandera.

                Después de ser leída por el secretario municipal, Sr. Larrea, el acta en la que figuraba el acuerdo de rotulación y a los acordes de la Marcha de la Ciudad, interpretada por la Banda Municipal, el alcalde descubrió la lápida rotuladora mientras el numeroso público congregado presenciaba la ceremonia con el brazo en alto. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario