jueves, 31 de diciembre de 2015

CALLE JOSE SERRANO, 18 de mayo de 1925


Desde que el 14 de abril de 1913 se había acordado dedicarle una calle en atención a los grandes éxitos musicales que estaba obteniendo el compositor José Serrano Simeón (1873 – 1941) se había pospuesto en varias ocasiones llevar a término el acuerdo.
Por fin, al elevarse a Regional el Himno de la Exposición, el 15 de mayo de 1925 se le dedicó la calle señalada con el número 138 del Plano del Ensanche (actual General Elio)     
Al acto de descubrir la placa rotuladora asistió el Ayuntamiento en Corporación presidido por el alcalde Luis Oliag, el Gobernador, General García Trejo, el Presidente de la Diputación, representantes de la Academia de San Fernando, Escuela de Artes y oficios, Circulo de BBAA, Conservatorio de Música, Sociedad de Autores, Ateneo Científico, Ateneo Musical, Cámara de Comercio, Centro Catalán y otras entidades artísticas, culturales y económicas.
Tras descubrir la lápida el alcalde Sr. Oliag la banda Municipal ejecutó el Himno Regional entre aplausos y vítores al maestro. Finalizó el acto con unas palabras del alcalde Luis Oliag
La lapida fue colocada de forma provisional en el Palacio de Exposición de Industrias siendo una obra del Sr. Alemany. A las dos de la tarde y en el restaurant termas Victoria se sirvió un banquete.
El acto homenaje que estaba previsto para el día siguiente se pospuso para el día 11 de junio con motivo del viaje a la ciudad del Príncipe de Asturias. Se reprodujo en la plaza de toros el festival consagrando el Himno como Regional con el mismo ceremonial con el que se había realizado unos días antes.




El 15 de octubre de 1930 se le dedicó la que actualmente ostenta el rótulo de Maestro José Serrano en L’Eixample.

El 3 de agosto de 1973 la Dirección y Claustro de Profesores de la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Valencia ofreció una placa artística realizada por los alumnos del centro para rotular la calle.

jueves, 24 de diciembre de 2015

PLAZA DE MARIANO BENLLIURE Y CALLE DEL PINTOR SOROLLA, 29 de Julio de 1900


Mariano Benlliure y Joaquín Sorolla habiendo sido galardonados con sendos premios en las secciones de escultura y pintura respectivamente en la Exposición Universal de París de 1900. Por ese motivo el 16 de julio de 1900 se les nombró Hijos Meritisimos y Predilectos de Valencia y se acordó rotular la antigua P/ Pelota como P/ Mariano Benlliure y la P/ Barcas como C/ Pintor Sorolla.
            El 29 de julio de 1900 se les tributó el merecido homenaje en las Casas Consistoriales donde se les entrego el diploma acreditativo, obra del artista Sr. Muñoz Dueñas, agradeciéndolo ambos artistas con unas frases. A continuación autoridades y homenajeados se dirigieron a la plaza de la Pelota donde el secretario Sr. Valdivieso leyó el acuerdo de rotulación y a continuación el alcalde Sr. Montesinos después de pronunciar unas palabras descubrió la lápida provisional que desde ese rotulaba la nueva plaza. Sorolla y Benlliure se abrazaron emocionados entre los vítores del numeroso público asistente.



            A continuación se dirigieron a la calle de las Barcas esquina con la plaza de Castelar donde se había colocado la lápida rotuladora provisional de la nueva calle del Pintor Sorolla y con el mismo ceremonial se procedió a su descubrimiento. Los vecinos de la calle habían construido frente al teatro Principal una gigantesca paleta de pintor de follaje y flores descansando en un caballete con una inscripción en flores que decía: A SOROLLA.



           Finalizaron los actos con una monumental traca.
Sorolla, aunque era pintor, se comprometió a cincelar la placa rotuladora en honor a Mariano Benlliure y éste a su vez haría mismo con la de Sorolla. El ofrecimiento fue aceptado con entusiasmo aunque los innumerables compromisos artísticos de ambos les hicieron olvidar su promesa a pesar de los ruegos y suplicas de la Corporación. Este asunto pendiente fue aprovechado en las fallas del año 1904, precisamente en la de la plaza de Mariano Benlliure para ser el motivo principal de la falla en la que aparecía Joaquín Sorolla descubriendo la lápida dedicada a Benlliure y a este bajando por una escalera.



           Esta crítica al olvido de Sorolla y Benlliure fue muy comentada y el escultor decidió modelar las dos placas que al fin, en 1907, fueron colocadas en sus definitivos sitios.

martes, 22 de diciembre de 2015

CALLE DEL PRIMADO REIG, 17 de junio de 1923


La calle Avellanas, ya unificados sus distintos tramos bajo este rotulo fue renombrada el 13 de octubre de 1922 como calle del PRIMADO REIG al serle dedicada a Enrique Reig Casanova (1859-1927). En junio de 1922 se había propuesto rotular con su nombre la actual C/ Caballeros pero tras el informe en contra del Cronista de la Ciudad se rotuló esta que nos ocupa.
Junto al muro del Palacio Arzobispal, en el que se había fijado la lápida, se había levantado una tribuna y al pie de la misma se hallaban los timbales y clarines de la ciudad y la Banda Municipal.




La comitiva salió del palacio Arzobispal al que había acudido una representación del Gobernador Civil, el Comandante de Marina, el Presidente de la Audiencia, el Rector de la Universidad, un representante del Capitán General, Escuelas de Artesanos, Decano del Colegio de Abogados, Director del Instituto Provincial, Delegado de Hacienda y el Ayuntamiento en Corporación presidido por el alcalde Director del Conservatorio, Director de la Escuela de Cerámica de Manises, representantes del cabildo órdenes religiosas y distinguidas personalidades.
Precedida de los maceros del ayuntamiento marchó la comitiva a la tribuna siguiendo al prelado cuya presencia fue saludada por la muchedumbre con aplausos y vivas. A los sones de la Marcha de la Ciudad ejecutada por timbales y clarines ocuparon la tribuna el cardenal y las autoridades.



El Secretario del ayuntamiento leyó el acta de la sesión en la que se había aprobado dar el nombre del cardenal Reig a la calle de las Avellanas y a continuación hizo uso de la palabra el alcalde Sr. Artal rindiendo tributo de admiración al homenajeado descubriendo a continuación la lápida a los sones de la música. Acto seguido tomó la palabra el Diputado Sr. García Guijarro que habló en nombre de los valencianos y a continuación habló el prelado agradeciendo al alcalde y al ayuntamiento el que hubieran dado su nombre a aquella calle dando las gracias a las autoridades y al pueblo que honraba con su presencia al acto. A los acordes de la banda municipal y los timbales y clarines regresó la comitiva al Palacio Arzobispal finalizando el acto.

La lapida rotuladora había sido confeccionada por los alumnos de la Escuela Práctica de Cerámica de Manises.


domingo, 20 de diciembre de 2015

CALLE GUILLEM DE CASTRO, 28 de Julio de 1931


                Aunque Guillem de Castro ya tenía dedicada la calle desde el 17 de septiembre de 1874 el Ayuntamiento de la ciudad,  con motivo de cumplirse el III Centenario de la muerte del poeta organizó un homenaje consistente en colocar una lápida, mitad conmemorativa y mitad rotuladora, en la calle que lleva su nombre.
                La lápida de colocó provisionalmente en el muro de San Agustín hasta que estuviese terminada la casa nº 1 de la calle donde se fijará definitivamente.



                Al acto de descubrimiento de la misma, programado dentro de los actos de la Feria, asistió el Ayuntamiento en Corporación, con su alcalde Dr. Trigo al frente, el Gobernador Civil, el Presidente de la Audiencia, representaciones de la autoridad militar y eclesiástica, del Instituto, de la Academia de BBAA y de la Asociación de Profesores de Orquesta.
Después de interpretar la Banda Municipal Lo cant del valenciá y de leerse el acuerdo municipal,  el alcalde Dr. Trigo pronunció unas palabras y descubrió la lápida a los acordes de la Marcha de la Ciudad. A continuación el Síndico del Ayuntamiento Sr. Reig dirigió a los presente unas palabras en valenciano ensalzando la personalidad de Guillen de Castro.
Con la interpretación de La entra de la murta se dió por finalizado el acto.  

AVDA. DE
GUILLEM DE CASTRO.
MCMXXX
AL ILUSTRE COMPATRIOTA, POETA Y DRAMATURGO
INSIGNE, COETÁNEO Y A TODAS LUCES PRECURSOR, CON
OTROS INGENIOS VALENCIANOS, DEL GRAN LOPE Y DE SU
ESCUELA, A LA QUE HIZO BRILLAR FUERA DE ESPAÑA.
VALENCIA Y SU EXCMO. AYUNTAMIENTO RINDEN ESTE
RECUERDO EN EL III CENTENARIO DE SU MUERTE




La lápida es obra del escultor Carmelo Vicent y la inscripción de la misma la redactó el cronista de la ciudad Luis Cebrián Mezquita. 

viernes, 18 de diciembre de 2015

CALLE DEL MÚSICO PEYDRO, 22 de julio de 1931


        El 20 de mayo de 1931 el ayuntamiento había acordado, a petición de sus vecinos, dedicarle al compositor y pianista valenciano Vicente Peydro Diez (1861-1938) un tramo de la antigua C/ Gracia. El maestro Peydro había sido pianista del Café España y director del teatro Ruzafa.
Al acto de descubrimiento de la lapida rotuladora celebrado el 22 de julio de 1931, asistió el Ayuntamiento en Corporación, el Gobernador Civil y otras autoridades, el Director del Conservatorio, D. Pedro Sosa, profesores Srs. Fornet y Morales San Martín, representación del Jefe de Telégrafos, Sociedad Coral el Micalet, Orfeón la Vega, Sociedad Instructiva de Benimaclet, Centro de Cultura Valencia, los maestros Magenti, Izquierdo, Asensi y López Chavarri,  así como poetas, periodistas y otros invitados.




Al subir las autoridades e invitados a la tribuna levantada al efecto, la Banda Municipal ejecutó Lo Cant del Valenciá y después de leída por el secretario del ayuntamiento, Sr. Larrea, el acta del acuerdo de rotulación por el que se accedía a los solicitado por los vecinos de la calle para que se rotulara ese trozo de la calle de Gracia con el nombre del maestro, el alcalde pronunció unas palabras en las que en nombre de Valencia se sumaba al homenaje.



El maestro Ayllón entregó la batuta al homenajeado y dirigió a la Banda Municipal que interpretó la Marcha de la Ciudad, obra que había compuesto el maestro Peydró en 1898 y a continuación, en emocionadas palabras, agradeció el homenaje que le rendía Valencia.


También hicieron uso de la palabra el concejal Vicente Alfaro, Maximiliano Thous y Enrique Badenes en nombre de la Sociedad de Autores Españoles. La Banda Municipal cerró brillantemente el acto con sus interpretaciones.



miércoles, 16 de diciembre de 2015

CALLE DEL MAESTRO GOZALBO, 15 de mayo de 1928


Dentro de los diversos eventos programados durante las Fiestas de Mayo se celebró, el 15 de mayo de 1928, el acto de descubrir la lápida que se les había dedicado a los archiveros municipales señores Francisco Vives Julía y Vicente Vives Liern, la que se le había dedicado a D. Tomas Trenor  Palavicino, por su labor al frente de las Exposiciones de 1909 y 1910 y el descubrimiento de la lápida que había de rotular la calle que se le había dedicado al maestro nacional Enrique Gozalbo Casanova.
Tras el acto celebrado en el mismo ayuntamiento, dedicado a los archiveros Vives y en el Palacio Municipal, el dedicado a Tomas Trenor, la comitiva formada por el Alcalde, Concejales, Diputados Provinciales, presidente de Lo Rat Penat, canónigo Dr. Sanchis Sivera, representantes del Ateneo Científico y Centro de Cultura Valenciana y otras representaciones se dirigió a la calle continuación de Hernán Cortés donde esperaban los timbales y clarines y la Banda Municipal, además de una nutrida representación de antiguos alumnos del maestro, que habían sido los organizadores del homenaje, y D. Rafael Gozalbo Marco, hijo del homenajeado.




 A los acordes de la Marcha de la Ciudad subió la comitiva a la tribuna que se había levantado el efecto. Leída el acta del acuerdo de rotulación, el teniente de alcalde, Sr. López Guardiola, descubrió la lápida rotuladora.




Tomó la palabra el diputado Sr. Vecina, agradeciendo a la alcaldía su designación, por ser un profesional de la enseñanza, para enaltecer la labor del abnegado maestro al que se homenajeaba. A continuación habló el teniente coronel, Sr. Calvo, que dedicó frases laudatorias al Sr. Gozalbo.
Terminó el acto con la interpretación del Himno Regional.
  
La calle se le había dedicado al maestro nacional Enrique Gozalbo Casanova el 17 de marzo de 1922, había sido Director de una Escuela Nacional Graduada sita en la calle Cirilo Amorós, entonces calle del Puerto.

La Asociación de Maestros Nacionales de la Provincia había solicitado en octubre de 1921 que se le dedicase una calle en Pueblo Nuevo del Mar, donde había nacido. Aprobada la rotulación de la actual calle, el concejal, Sr. García Dutrús, propuso que como no se le había rotulado la calle en PNM se colocara una lápida en la casa de la calle Escalante en la que había nacido.

lunes, 14 de diciembre de 2015

PLAZA DEL MARQUÉS DE ESTELLA, 29 de Julio de 1926


                El ayuntamiento de la ciudad había acordado el 7 de julio de 1926, dedicarle la nueva plaza que se había formado junto al Llano del Remedio después de la reforma de la Glorieta, al que había sido Capitán General de la Región Militar (1920-21) don Miguel Primo de Ribera y Orbaneja (1870-1930) que ostentaba el título de Marqués de Estella. Por este motivo se rotuló como plaza del MARQUES DE ESTELLA.
El acto de descubrimiento de la lápida tuvo lugar el 29 de Julio de 1926 y fue presidido por el propio  Marqués de Estella que desde el día anterior se encontraba en nuestra ciudad. Estaban presentes en al acto el Capitán General, el Ayuntamiento en Corporación, el Gobernador Civil y numeroso invitados. La Banda Municipal y la Sección de clarines y timbales de la ciudad amenizaron el acto.



La lápida rotuladora de la plaza fue colocada en la fachada de la casa de D. Andrés Gargallo donde se había colocado una tribuna a la que accedieron las autoridades e invitados.




Después de leída el acta del acuerdo por el secretario de la Corporación, el alcalde, Sr. Oliag, pronunció un discurso elogiando la labor del homenajeado. Contestó el Sr. Primo de Ribera agradeciendo el reconocimiento que se le tributada y recordó el tiempo que había estado al frente de la Capitanía General. A continuación y a los acordes de la Marcha de la Ciudad fue descubierta la lápida. 

sábado, 12 de diciembre de 2015

PLAZA DEL DR. LANDETE, 29 de julio de 1923


El domingo, 29 de julio de 1923, fue descubierta la lápida rotuladora de la plaza que se le había dedicado por Acuerdo Municipal de 30 de marzo,  al médico valenciano Bernardino Landete  Aragó (1879 - 1968) Catedrático de Odontología de la Facultad de Medicina de Madrid y primer médico español especializado en Estomatología y fundador en la Beneficencia Municipal de Madrid, de la que era médico, de la primera consulta de España de Estomatología y Ortodoncia.
                La plaza estaba dedicada desde 1920 al que había sido concejal republicano del Ayuntamiento de Valencia, Manuel Cru.



                El acto lo presidió el Teniente de Alcalde del Ayuntamiento, Sr. Marco Miranda. Asistieron además el Sr. Trigo en representación del Colegio Farmacéutico, el cronista de la ciudad Sr. Cebrián Mezquita, el Sr. Cogollos representando a la Diputación Provincial, el Sr. Sanchis Bergón por el Colegio Médico, el Dr. Tamarit, del Instituto Médico, el Dr. Gómez Ferrer, por la Facultad de Medicina, y representaciones de la Unión Sanitaria, Real Sociedad Económica de Amigos del País, Sociedad Odontológica y amigos y compañeros del homenajeado.




                Tras el descubrimiento de la lápida, el Dr. Landete contestó, en valenciano, a los discursos de las autoridades que habían glosado su figura agradeciendo emocionado el homenaje y los gestos de cariño recibidos. Amenizó el acto la Banda Municipal. 


jueves, 10 de diciembre de 2015

CALLE DEL CONDE DE TRENOR Y CALLE DEL GOBERNADOR MORENO, 30 de abril de 1911


En agradecimiento por su generosa aportación en todos los empréstitos municipales de los cuales fue uno de los principales suscriptores le fue dedicada la calle Muro de Santa Ana a propuesta de la alcaldía desde el 2 de enero de 1911 a Francisco Trénor Palavicino, primer Conde de Trénor,
Para proceder al acto de descubrimiento de la lápida rotuladora se reunieron las autoridades en las Casas Consistoriales y en carruajes se dirigieron a la calle muro de Santa Ana, en la que tenía su casa el Conde de Trénor. Formaba la comitiva una Sección de la Guardia Municipal montada, un  carruaje con los alguaciles y maceros y tras el numerosos carruajes con las representaciones que habían sido invitadas al acto, entre ellas, la de la Diputación Provincial, Ateneo Científico, Academia de BBAA, Circulo Liberal, Circulo de BBAA, Representantes de la prensa local, Concejales y el alcalde Sr. Ibañez Rizo
Leída el acta del acuerdo municipal referente al caso fue descubierta la lápida rotuladora de la calle y el alcalde Sr. Ibáñez Rizo tomó la palabra elogiando las virtudes del Sr Trenor. La comitiva se trasladó entonces al domicilio del Sr. Trenor para saludarle pero no estaba en casa.

A continuación la comitiva se dirigió a la plaza de Trinitarios donde tenía su domicilio el poeta Teodoro Llorente donde representantes de varias corporaciones y algunos periodistas subieron para entregarle la medalla de oro conmemorativa del acto de su coronación en la pasada Exposición Regional

El 26 de diciembre de 1910 el ayuntamiento había acordado dedicar una calle al político Joaquín Moreno Lorenzo, Gobernador Civil de la provincia. La propuesta de rotulación la habían formulado mediante instancia los Presidentes del Circulo Recreativo, Sociedad Cooperativa El Progreso, Cooperativa Obrera y Unión de Pescadores de Pueblo Nuevo del Mar en agradecimiento a las gestiones realizadas para el saneamiento y las mejoras de los poblados marítimos con el deseo de unir su nombre a tan importantes mejoras. La calle que se rotulaba con el nombre de Gobernador Moreno era la Travesía del Gas.

Allí se dirigió la comitiva para proceder con idéntico ceremonial al descubrimiento de la lápida rotuladora en la Travesía del Gas que se le había dedicado al Gobernador Moreno.

martes, 8 de diciembre de 2015

CALLE DE LA PAZ, 23 de Enero de 1878



El 23 de enero de 1878 se celebró en la madrileña Basílica de Atocha la boda del rey Alfonso XII con su prima María de las Mercedes de Orleans. Con este motivo se habían programado en nuestra ciudad unos actos que comenzaron con un vuelo de campanas al amanecer, a las siete de la mañana, Diana frente a Capitanía General y a continuación pasacalles.
A las 12 de la mañana se programó un besamanos y a continuación se procedió por las autoridades a la inauguración del derribo de la manzana nº 5 de la calle del Mar, cuyos solares eran necesarios para acometer la apertura de las que serían la plaza de la Reina y la calle de la Paz.
El alcalde, Sr, Marques de Tremolar procedió al simbólico derribo entrando en uno de los edificios de la manzana y dando unos golpes de piqueta en una de las paredes del edificio.
Después pasó a descubrir, a los sones de la música de la Banda de Bomberos, dos lápidas colocadas respectivamente en la calle de la Seca con el rótulo de PLAZA DE LA REINA y otra en la plaza de Santa Tecla con el rotulo de CALLE DE LA PAZ.  Esta denominación se había acordado pocos días antes, el 14 de enero, conmemorando la PAZ que había dado fin a la tercera guerra carlista.
Los actos finalizaron con una gran retreta a cargo de todas las bandas de música de los cuerpos de la guarnición.
La nueva calle que se pretendía abrir a partir de plaza resultante del derribo de la manzana de casas, que debía unir el Puente del Mar con el Mercado, databa de 1868. Durante la tramitación del proyecto y en los planos del nuevo trazado se la denomino como C/ REVOLUCIÓN en alusión a la Gloriosa.
Aunque este primer proyecto quedó paralizado fue resucitado posteriormente. Un acuerdo de febrero de 1872 hacia mención a que era conveniente agitar el proyecto de apertura de la calle Revolución impulsando todas las fuerzas vivas del país hacia una mejora tan importante, haciendo que se interesara en ella la prensa con su influjo civilizador, la banca y las asociaciones todas

Posteriormente el 18 de septiembre de 1899 se llamó C/ PERIS Y VALERO en honor de su iniciador, José Peris y Valero. El 6 de octubre de 1913 volvió a llamarse C/ Paz, el 31 de enero de 1916 otra vez C/ Peris y Valero y por fin el 20 de diciembre de 1923 volvió a llamarse C/ Paz y para no posponer la gran figura de Peris y Valero se propuso buscarle otra calle. Para su apertura y construcción, que duró aproximadamente treinta años, fue necesario derribar muchas manzanas de casas y dos conventos, los de santa Tecla y san Cristóbal.


domingo, 6 de diciembre de 2015

PLAZA DEL PRÍNCIPE ALFONSO, mayo 1858



En los primeros días de mayo del año 1858 se anunciaba la inauguración de la línea Madrid Alicante de la Compañía de Ferrocarriles de Madrid a Zaragoza y Alicante. La reina Isabel II, y un cortejo de unas cien personas, partiendo de Aranjuez, llegarían a Albacete, donde permanecerían el día 24 de mayo. Después recorrerían la línea hasta Alicante, en donde permanecerían los días 25, 26 y 27, y, a continuación, y en un viaje por mar, llegarían a Valencia, en donde permanecerían del día 28 de mayo, hasta el 2 de junio.
Con motivo de tan fastuosa visita a nuestra ciudad el Ayuntamiento acordó dedicarle la plaza de la Aduana al heredero de Isabel II, el futuro Alfonso XII,  que se renombró como plaza del PRÍNCIPE ALFONSO.
Diez años después y a raíz de los sucesos revolucionarios de septiembre de 1868, el 4 de octubre de ese año se acordó anular esta denominación y devolverle la anterior de P/ Aduana.
Tras la abdicación de Amadeo I y la proclamación de la I República se le dedicó, el 22 de noviembre de 1873 con el nombre de P/ MENDIZÁBAL al político y financiero Juan Álvarez Mendizábal (1790-1853).
El 29 de diciembre de 1874 se había producido el pronunciamiento de Martínez Campos y el 9 de enero de 1875, Alfonso XII había desembarcado en Barcelona entrando en Madrid el 14 de enero de 1875. Con tal motivo se renombró, el 18 de enero de 1875 de nuevo como P/ PRÍNCIPE ALFONSO acordando buscar otra para dedicársela a Mendizabal, que fuese digna del ilustre repúblico que tantos servicios había prestado a la libertad.
Se colocó en la plaza una lápida de mármol blanco con la siguiente leyenda:

PLAZA DEL PRÍNCIPE ALFONSO
EN MEMORIA DE SU NATALICIO EN 28 DE NOVIEMBRE DE 1857.
EL AYUNTAMIENTO DE VALENCIA. AÑO 1858.
RESTABLECIDA EN 1875.



La plaza de la que tratamos es la actual plaza de Alfonso el Magnánimo.

viernes, 4 de diciembre de 2015

CALLE DEL GENERAL TOVAR, 12 de mayo de 1918


                Desde el 29 de diciembre de 1917 se le había dedicado la calle conocida como frente a la Glorieta al Capitán General de Valencia Antonio Tovar Marcoleta en gratitud a su acertada actuación con motivo de los sucesos revolucionarios ocurridos en los meses de junio, agosto y septiembre de 1917 en los que declaró el estado de guerra y asumió el mando civil de la provincia. Logró atraerse la simpatía de los valencianos que,  a iniciativa del Circulo Liberal Monárquico, costearon por suscripción popular la lápida que rotula esta calle que se le dedicó como homenaje de cariño y respeto a tan eximio patricio, que de una manera delicada, supo hermanar el extricto cumplimiento de su deber con el acendrado amor a Valencia, evitandola dias luctuosos y tristes.
                El acto de descubrimiento de la lápida rotuladora tuvo lugar el 12 de mayo de 1918. A la una de la tarde salió de las Casas Consistoriales la comitiva que abría una Sección de la Guardia Municipal montada. Había nutrida representación del Ayuntamiento y la Diputación y representaciones de las demás corporaciones, centros oficiales, Círculos y Sociedades. Cerraba la comitiva la Banda Municipal.




                Al pie de la tribuna instalada junto a la lápida esperaba una representación del estamento militar. Las autoridades subieron a la tribuna dando lectura el secretario al acta de la sesión en que se había acordado la rotulación. El presidente del Circulo Liberal, Sr. Banquells pronunció unas frases de agradecimiento al pueblo valenciano en nombre del general Tovar. Acto seguido tomó la palabra el Sr. Valentín elogiando la iniciativa del Circulo Liberal Monárquico y procediendo al descubrimiento de la lápida.

                Las autoridades y representaciones pasaron a la Capitanía General donde fueron recibidos por el Sr. Tovar. 


miércoles, 2 de diciembre de 2015

CALLE DE CANALEJAS, 4 de agosto de 1913

          


Después de haber presidido el Ministro de Marina, Sr. Amalio Jimeno, la ceremonia de colocación de la primera piedra del monumento que se le había de erigir al poeta Teodoro Llorente en la Gran Vía, a la que habían asistido, además de la comisión ejecutiva del monumento, los Srs. Barón de Alcahalí, canónigo Sanchis Sivera, Aguirre Matiol, y Martínez Aloy, el Capitán General, Gobernador Civil, Alcalde, Presidente de la Audiencia, Rector de la Universidad, Cronista de la ciudad y otras personalidades y representaciones, se trasladaron al cruce de la calle Ave María con Peris y Valero (actual Paz) para descubrir la lápida rotuladora de la calle que, en una sesión extraordinaria del Ayuntamiento celebrada esa misma mañana, le había dedicado al político José Canalejas Méndez.
Al pié de la lápida se había levantado un tablado junto al Banco Comercial Español que ocuparon el Ministro y sus acompañantes a los sones de la Marcha Real. La bandera de la Juventud Liberal Democrática fue colocada junto a la lápida.



Tomó la palabra el Sr. Vives Liern que se dirigió al ministro diciendo que el Ayuntamiento había dedicado esta calle a Canalejas, que comenzaba en ese punto y terminaba en su confluencia con la calle de las Barcas y que en la Corporación Municipal no existía animosidad contra valencianos ilustres ya que se había acordado rotular con el nombre del poeta Querol la futura calle que uniría la Avenida de Amalio Jimeno con la calle de San Vicente (Actual periodista Azzati)
       Muy emocionado, el Sr. Jimeno dirigió unas palabras a los asistentes pronunciando frases de afecto para el que en vida fue su amigo. Finalizó con un Viva a Canalejas que fue contestado por el público con un Viva al poeta Querol y a los acorde de L’Entra la Murta interpretada por la Banda Municipal de descubrió la lápida rotuladora.
        Esta rotulación generó mucha polémica ya que en diciembre de 1912 se había propuesto que la calle de las Barcas se rotulara calle de Canalejas pero llegaron al ayuntamiento muchas instancias de propietarios,  comerciantes e industriales de la calle de las Barcas oponiéndose al cambio de nombre. Esa misma mañana se había aprobado rotular con el nombre de Canalejas a la parte ya abierta de la transversal que había de ir desde C/ Paz a la confluencia de C/ Barcas y C/ Pascual y Genis. Como este trazado implicaba la anulación de la calle Poeta Querol se acordó reservar el rotulo de Querol para cuando se abriera la transversal que ira desde la A/ Amalio Gimeno a la C/ San Vicente.
        La lápida rotuladora de Canalejas se había colocado el día anterior al acuerdo en sustitución de la del poeta Querol en el edificio frente al café La Habana aunque el día del descubrimiento de la lápida fue arrancada de allí y colocada apresuradamente en la esquina de la calle Ave María.
          A este acto no asistieron el Circulo de BBAA ni Lo Rat Penat

        El rotulo de Canalejas permaneció en esta calle hasta el año 1940 en que por duplicidad de rótulos se cambio por el de calle del Marqués de dos Aguas. Canalejas ya tenía dedicada, y tiene, una calle en los Poblados Marítimos, ya que había inaugurado la tarde del 15 de julio de 1902 la construcción de un Grupo de Casas Baratas en la inmediata calle del Lirio y en cuyo proyecto había participado cuando era Ministro de Obras Públicas. Allí se le regaló la paleta de plata con la que comenzaron las obras y la pluma de oro con la que se firmó el acta. 


lunes, 30 de noviembre de 2015

CALLE JOSE ANTONIO GUERRERO, CALLE SORNI Y PLAZA DEL MAESTRO RIPOLL, 5 de Agosto de 1906


Aunque estaba prevista la ceremonia de descubrimiento de las lapidas rotuladoras de las vías públicas dedicadas a José Antonio Guerrero, a Cayetano Ripoll y a José Cristóbal Sorni para el día 31 de julio de 1906 se pospusieron primero, al día siguiente, día 1 y posteriormente al domingo 5 de agosto.      
                A las 10 de mañana de ese día se concentraron en las Casas Consistoriales las banderas de los Círculos de Unión Republicana El Pueblo, Misericordia, Patraix, Ruzafa, Germanías, Casino Federal de Ruzafa, Federal Histórico, Comité Federalista y Juventud de Unión Republicana. También figuraban representaciones de varios Casinos de Unión Republicana, Logias Masónicas y el Orfeón de Unión Republicana con su estandarte.
Estas representaciones iban precedidas por una Sección de la Guardia Municipal a caballo, una comisión de oficiales y jefes del Batallón de Veteranos, loa maceros, la representación del Ayuntamiento y un piquete de veteranos con su música.
                La comitiva se dirigió en primer lugar a la calle Calabazas en cuya esquina con la calle san Vicente había sido colocada la lápida con el nombre de José Antonio Guerrero, al que se le había dedicado la calle. Subieron las autoridades a la tribuna y después de leída el acta con el acuerdo de rotulación por el Secretario Sr. Valdivieso, el alcalde pronunció unas palabras en memoria del político homenajeado y a continuación y a los sones del Himno de Riego procedió a descubrir la lápida entre grandes aplausos del numeroso público que presenció el acto.


José Antonio Guerrero


                Siguió la comitiva a la calle continuación de don Juan de Austria donde con idéntico ceremonial se procedió a descubrir la lápida dedicada a José Cristóbal Sorní que después de las palabras del teniente de alcalde Sr. Coscollá fue descubierta a la voz de ¡Viva la Libertad¡ entre aplausos y vivas al ayuntamiento y como en la anterior, a los sones del Himno de Riego.





Se dirigió la comitiva por la calle de Colon y la de Pi y Margall a la plaza Mayor de Ruzafa que iba a ser dedicada al maestro Cayetano Ripoll. Llegados a la tribuna y después de leída el acta con el acuerdo de rotulación tomó la palabra el teniente de alcalde Sr. Cuber momento en el que las campanas de la inmediata iglesia de San Valero fueron echadas al vuelo impidiendo el discurso entre gritos de protesta y silbidos. El alcalde Sr. Sanchis Bergón ordenó a la guardia municipal que se dirigiera a la iglesia para detener el toque de campanas. Finalmente fue descubierta la lápida entre vivas a Valencia y a la libertad religiosa. 





Los tres homenajeados habían sido:
El político republicano José Antonio Guerrero Ludeña (1808 - 1891) miembro de la Milicia Nacional. Fue uno de los dirigentes de la Junta Revolucionaria de Valencia durante la revolución de 1868. Fue Gobernador Civil y alcalde de Valencia en 1869. Fue uno de los cabecillas de la revuelta federal de octubre de 1869.
El también político y abogado José Cristóbal Sorní y Grau (1813 – 1888). Fue vocal de la Junta Revolucionaria Interina en 1868 y como diputado, de la Junta Superior Revolucionaria. Tras la proclamación de la Primera República Española ocupó la cartera de ministro de Ultramar.

Y por último, el maestro de escuela Cayetano Antonio Ripoll (1778 - 1826) que fue acusado de no creer en los dogmas católicos y fue condenado a muerte por hereje en Valencia y ahorcado el 31 de julio de 1826

sábado, 28 de noviembre de 2015

CALLE DE CERVANTES, 8 de mayo de 1905



En el marco de los festejos que se habían organizado para conmemorar el III centenario de la publicación del Quijote tuvo lugar el acto de descubrimiento de la lápida rotuladora de la calle Cervantes, aunque tenía este nombre desde el 7 de mayo de 1877 en el que el ayuntamiento de la ciudad había acordado su rotulación. 
Los actos, organizados por una Junta de vecinos de calles Cervantes y Padre Jofré comenzaron el 7 de mayo con una diana a las cinco de la mañana a cargo de la Banda de Bomberos. La calle estaba adornada con telas y guirnaldas de ramaje, con postes entrelazados con guirnaldas en las que se podían leer los títulos de algunas de las obras de Cervantes.
A las 11 se celebró un festival infantil para inaugurar el monumento a Cervantes improvisado en el cruce de las dos calles.
      El día 8, a las 5 de la tarde se celebró el acto de descubrir la lapida colocada a la entrada de la calle  Cervantes. Desde las 4 de la tarde hasta las 6 que llegó la comitiva la Banda Municipal amenizó el acto interpretando unas composiciones que fueron muy aplaudidas. Asistieron al acto Guardias Municipales a caballo, representaciones de varias sociedades con sus respectivas banderas y estandartes, timbales y clarines, maceros y el Ayuntamiento representado por varios concejales. Fueron recibidos por la comisión organizadora de los festejos y a continuación el secretario de la comisión leyó el acta por la que los vecinos hacían entrega de la lápida a la ciudad. El concejal Sr. Fajarnes tomó la palabra para agradecer a los vecinos y a la comisión su generosidad y a los acordes de la Marcha Real y la de la Ciudad  se descubrió la lapida, con la inscripción:

VALENCIA EN EL III CENTENARIO DEL QUIJOTE
CALLE DE CERVANTES







Obra del artista Sr Pellicer

jueves, 26 de noviembre de 2015

CALLE CONDE DE MONTORNÉS, 24 de Octubre de 1914


El Ayuntamiento de la ciudad había acordado en 8 de junio de 1914 una propuesta para que la calle Congregación se rotulase calle CONDE DE MONTORNES. Se había celebrado el V Congreso Internacional de Arroces y con motivo de las felices iniciativas y espíritu organizador del Sr. Conde de Montornes actos que se consideraron provechosos y prácticos para una ciudad eminentemente agrícola como Valencia y en gratitud a la labor realizada y estimulo para el porvenir. Además de la rotulación de la calle en el mismo Acuerdo municipal se le había nombrado Hijo Adoptivo de Valencia.
A las 12 de la mañana del 24  de Octubre de 1914 tuvo lugar el acto de descubrimiento de la lápida rotuladora saliendo del Ayuntamiento el Alcalde Sr. Maestre acompañado de varios Concejales, el Secretario y el Cronista de la ciudad. También asistió una representación de Lo Rat Penat. Después de la lápida dedicada a Manuel Millas en la calle Quart, 21 se dirigió la comitiva a la calle Congregación nº 1 donde después de leída el acta del acuerdo se procedió a descubrir la lápida rotuladora en mármol blanco con la siguiente inscripción:
CALLE
DEL

CONDE DE MONTORNES